Innovación

Six Sigma para la optimización y mejora de procesos

Otros

La metodología Six Sigma busca niveles de calidad casi perfectos apoyándose en la corrección gracias a corregir los problemas antes que se presenten.

Six Sigma es una filosofía de trabajo a partir de una metodología de mejora y solución de problemas complejos, es una herramienta de control y disminución de la variación en los procesos. En el ámbito organizacional fueron: Motorola, General Electric y Honeywell quienes popularizaron la metodología.

El método Six Sigma se enfoca en los datos para examinar los procesos repetitivos de las empresas. Además, tiene como objetivo corregir los problemas antes de que se presenten para llevar la calidad hasta niveles cercanos a la perfección. Es más, se propone una cifra: 3.4 errores o defectos por millón de oportunidades.

Para definir esta filosofía que ayuda en la optimización de procesos, en Inndustrial nos vamos a centrar en dos ejes:

Desde la estadística: Six Sigma permite medir y describir un proceso, producto o servicio con una capacidad de proceso extremadamente alta. Six Sigma significa «seis desviaciones estándar de la media». Utiliza la variación de un conjunto respecto a su media, para que el proceso pueda cumplir de forma consistente con las especificaciones de calidad.

Desde lo estratégico: Six Sigma es una filosofía entre la estrategia y la disciplina que pretende ajustar los procesos con la mínima tolerancia posible con el objetivo de reducir los desperdicios, los defectos y las irregularidades en los productos y en los servicios.

  • Estrategia: La satisfacción del cliente.
  • Disciplina: Modelo formal de mejora continua.

¿Para qué se implementa Six Sigma?

El objetivo principal del Six Sigma es la optimización de procesos para lograr la satisfacción de los clientes. Por esto, se enfoca en comprender sus necesidades, recolectar información y por medio de un análisis estadístico encontrar oportunidades de mejora.

Cuando la metodología se ha implementado y logrado, el control de calidad se hace casi que innecesario ya que son procesos con los más altos niveles de calidad. Esta filosofía permite:

  • Asegurar la calidad en cada proceso.
  • Asegura la sostenibilidad y rentabilidad de los negocios.
  • Diseñar y desarrollar procesos, productos y servicios capaces.
  • Formar personas capaces de mejorar la calidad.

Six Sigma constituye un modelo de gestión de calidad que también se conoce como DMAIC, siglas de las palabras en inglés: define, measure, analyze, improve, control. Estas son las cinco fases que se han de aplicar en cada proceso.

Definir: el proceso o los procesos que serán objeto de evaluación. También, se define el equipo de trabajo que realizará el proyecto y los objetivos de mejora.

Medir: es importante entender el estado actual del problema o defecto por el que atraviesa el proceso objeto de mejora.

Analizar: los resultados de la medición comparado a la situación actual con el historial del proceso. Averiguar las causas del problema.

Mejorar: se realizan las acciones que se consideren necesarias para mejorar el proceso.

Control: se aplican las medidas necesarias que garanticen la eficacia y continuidad del proceso.

Esta metodología puede traer grandes beneficios para tu organización impleméntala en tu organización y cuéntanos en www.inndustrial.com tus aprendizajes.