Innovación

La optimización de procesos en la industria, la clave para prosperar

Otros

La optimización de procesos industriales aporta un valor fundamental para que el sector industrial pueda competir con fuerza en un entorno global.

Cada vez, son más las organizaciones que se están enfrentando al enorme reto de producir más gastando menos, por medio de la búsqueda constante de estrategias que le apunten a mejorar sus procesos de una manera que les permita llegar a ser industrias más automatizadas, alcanzar una buena reducción de costos, entre otros beneficios.

Pero, ¿qué es la optimización de procesos y cuáles son los pasos para llegar a ella?

Su objetivo es reducir o eliminar la pérdida de tiempo y recursos, gastos innecesarios, obstáculos y errores, llegando a la meta del proceso. A continuación, te presentamos el paso a paso de cómo alcanzar ese propósito.

Identificar:

Para empezar, analiza qué proceso de tu organización te está costando más de lo debido, está causando el descontento de los clientes, o incluso provocando estrés a los colaboradores.

Ahora, hazte algunas preguntas acerca de este proceso, con el fin de determinar cuál es el punto central del mismo y lo que no se puede cambiar.

¿Cuál es el objetivo final de este proceso? ¿Cuál debe ser el resultado?

¿Dónde comienza el proceso y dónde termina?

¿Qué actividades son parte del proceso y son necesarias para sacarlo adelante?

Repensar:

Este es el momento de mapear el proceso, dependiendo de cómo se realizan y fluyen los pasos. Analiza junto a tu equipo las siguientes preguntas:

¿Hay una mejor manera de llevar a cabo este proceso?

¿Cuántos insumos se utilizan en este proceso?

¿Cuánto tiempo se requiere para que el proceso sea realizado por completo?

¿Cuánto tiempo se pierde en la reanudación y corrección de errores?

Es importante tener en cuenta que cada detalle es importante. Así que compara las respuestas a estas preguntas con el primer paso, tal vez así, descubrirás que las tareas que parecían esenciales, no son imprescindibles.

Implementar:

Después de conocer cada detalle del proceso e identificar las posibilidades de cambio, ahora debes poner a marchar el proceso de una manera diferente. Esta es una parte en la que hay que tener mucho cuidado.

Además, es crucial que todos adopten el nuevo proceso desde el principio y apliquen todos los cambios necesarios.

Por otro lado, ten en cuenta que al principio es normal que el proceso no termine como estaba previsto, que el equipo no esté del todo acostumbrado, o que la aplicación no se haya hecho correctamente. En esos casos, es necesario iniciar el proceso de nuevo.

Automatizar:

Automatiza los procesos. Este siempre va a ser uno de los caminos más efectivos para lograr la reducción de costos, la prevención de errores, la disminución de desperdicios y una mayor productividad.

Monitorear:

Durante todo el proceso de optimización, debes controlar y supervisar.

Después de la automatización, seguramente vas a encontrar nuevas necesidades de mejora y obstáculos que deben ser resueltos. Identifícalos, repiensa el proceso, impleméntalo y automatízalo.

En general, apostarle a la optimización de procesos industriales y sistemas de control de calidad aporta un valor tangible e intangible necesario para que el sector pueda competir con fuerza en un entorno global, cada vez más saturado y exigente.

Además, esta inversión en automatización industrial te permitirá integrarte en la Industria 4.0 y descubrir todo el potencial de la robótica inteligente y su aplicación a procesos productivos tradicionales.

Si quieres estar enterado de más contenido como este, te invitamos a registrarte en la red social exclusiva del sector industrial: www.inndustrial.com

Fuentes: https://blog.infaimon.com/mejora-procesos-optimizacion-los-procesos-ya-existentes/
https://www.heflo.com/es/blog/automatizacion-procesos/que-es-optimizacion-procesos/

¿Dónde se paraliza el proceso?

¿Cómo se conduce exactamente este proceso?

¿Qué información involucra los pasos?

¿Qué departamentos y funcionarios están involucrados?