Producción de proteínas vegetales, la apuesta del futuro para un consumo consciente



Producción de proteínas

Las organizaciones cada vez más le están apostando a prácticas sostenibles que ayuden en la conservación del medio ambiente ante el gran reto para el desarrollo que es el calentamiento global. Dentro de esta tendencia se han sumado la industria de alimentos y agroindustria. Los hábitos de consumo cambian y como industrias es momento de empezar a prestar atención a esas oportunidades de negocio y expansión del mercado como lo es la producción de proteínas vegetales. 

En Inndustrial te queremos contar cómo la producción de proteínas vegetales aporta al consumo consciente y se convierte en uno de los alimentos del futuro.  

Beneficios de la proteína vegetal para el planeta: 

El incremento en la producción de proteínas vegetales puede significar una reducción significativa de la emisión de dióxido de carbono, comparada con la emisión que genera la producción de proteína animal.  

La producción de proteínas vegetales requiere una menor cantidad de agua lo que es un dato clave en aras a la escasez de agua que viven algunas poblaciones en el mundo.  

Beneficios de la proteína vegetal para la salud 

Uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta es su bajo contenido en grasas que son grasas insaturadas. Lo que reduce directamente el colesterol malo, protege el corazón y las arterias y ayudan a nuestro sistema nervioso. 

Las personas están prefiriendo las proteínas vegetales por todos los beneficios que trae para la salud, ya que tener un consumo consciente con una dieta de proteína vegetal ayuda a evitar problemas como hipertensión, hipercolesterolemia, diabetes y osteoporosis, además de una menor incidencia de cardiopatías, cáncer y otras enfermedades degenerativas. 

Proteínas vegetales: 

En Inndustrial te compartimos algunos de los alimentos que debes tener en cuenta en la producción de proteínas vegetales: 

1. Semillas y frutos secos 

Las pipas de calabaza, las pipas de girasol, sésamo, las nueces, anacardos, almendras son alimentos ricos en proteínas y minerales. 

2. Lentejas y legumbres  

Las legumbres son fuente de proteína, carbohidratos complejos y fibra. Las lentejas son consideradas una fuente de almidones a la vez que es muy rica en aminoácidos vegetales.  

3. Quinoa 

La quinoa es un pseudo-cereal libre de gluten. Aporta carbohidratos complejos a la vez que proteína y fibra. 

4. Vegetales de hoja verde y seta  

Son una fuente considerable de nutrientes. Contienen aminoácidos de alta calidad y fáciles de asimilar. 

5. Semillas de chía  

Tienen la capacidad de absorber agua y aumentar hasta 9 veces su tamaño. Aporta una gran cantidad de fibra, proteína completa y grasas saludables. 

Cada vez más son las industrias que están pensando en la producción de proteínas vegetales como uno de los alimentos del futuro. Por esto, ha aumentado la capacidad para crear alimentos cultivados en un laboratorio parecidos a la carne, por lo que se ha hecho mayor la inversión en tecnología para la agricultura y la industria alimentaria. 

¿Implementarías en tu industria esta nueva tendencia? ¿Te llama la atención? Queremos conocer tu opinión. Cuéntanos en www.inndustrial.com 

Artículos Relacionados