Seguridad industrial con bloqueo y etiquetado



bloqueo y etiquetado

Los trabajos no están exentos de accidentes y mucho menos los que tienen que ver con las industrias. Miles de trabajadores de diversos sectores se enfrentan, día tras día, a condiciones peligrosas que pueden terminar en incidentes. Por fortuna, sabemos que la mayoría de las empresas registradas en Inndustrial cumplen con los máximos protocolos de seguridad. 

De acuerdo con la compañía Brady, especializada en seguridad industrial, aproximadamente tres millones de trabajadores enfrentan riesgo de accidente si no se aplica, de forma adecuada, el bloqueo y etiquetado. 

Algunas máquinas pueden ser peligrosas si no se maniobran correctamente. Antes de reparar, para evitar accidentes, apaga, bloquea y etiqueta para evitar algún evento desafortunado. Imagen de Michal Jarmoluk en Pixabay

El bloqueo y etiquetado es una práctica de seguridad que involucra la desactivación de circuitos eléctricos, cierre de válvulas, neutralización de temperaturas extremas y el aseguramiento de piezas móviles para que la energía peligrosa no ingrese mientras se trabaja un equipo.  

¿Qué garantiza esta práctica? Que los empleados de las industrias puedan hacer su trabajo de manera segura.  

Bloqueo y etiquetado: dos palabras fundamentales en la seguridad industrial 

Definamos lo básico de estas dos palabras.  

Bloqueo significa asegurar físicamente una máquina para que esta no pueda operar mientras se repara o se ajusta. Esta operación se hace con un candado o un dispositivo similar, que sirva para el mismo fin.  

Etiquetado tiene que ver con el acto de comunicar claramente a los trabajadores que la máquina está siendo reparada. Esta operación se hace con etiquetas o tarjetas cuando el bloqueo no es una opción viable.  

¿Y los beneficios? Pues hay varios. El principal, la seguridad, pues esta técnica salva 120 vidas al año y previene 50 mil lesiones y 250 mil accidentes. El segundo, abarata costos, pues la aplicación del bloqueo y etiquetado disminuye el tiempo muerto de los trabajadores y, por la mayor seguridad, se destina menos dinero a los seguros. El tercero, mejora la productividad. 

Para que tengas mejores resultados en la aplicación del bloqueo y etiquetado, sigue estos siete pasos luego de bloquear una máquina:  

  • Notifica a los empleados afectados la intención de bloquear el equipo. 
  • Revisa el procedimiento escrito de bloqueo. 
  • Para la máquina normalmente. 
  • Apaga los controles de aislamiento de energía. 
  • Bloquea los controles de aislamiento de energía. 
  • Disipa las energías residuales. 
  • Verifica el estado de energía cero para empezar a reparar de forma segura. 

¡Ya conoces más herramientas para garantizar la seguridad en tu compañía! Conoce más registrándote en Inndustrial, la comunidad en la que 15 mil profesionales y empresas comparten contenido de valor.  

Artículos Relacionados

Translate »